La rubéola y su tratamiento

Consejos de salud

Noticias y consejos sobre salud, medicamentos, genética y alimentación

El siguiente artículo muestra información sobre La rubéola y su tratamiento. Este artículo pretende aportar información sobre nutrición y salud con caracter divulgativo y sin pretender sustituir la opinión de un profesional de la nutrición o de un médico. Si tienes problemas de salud o dudas relacionadas con este artículo, La rubéola y su tratamiento, te sugerimos que los consultes con tu médico o nutricionista.

Causas de infección por rubéola y el tratamiento de la rubeola. La rubeola es una infección viral, que es también conocida como sarampión alemán. El modo de transmisión es a través del aire. El que la persona infectada tosa o estornude, incrementa las probabilidades de propagación de la infección. Los síntomas la rubéola son fiebre leve, inflamación de glándulas y erupciones de color rojo.

Virus de la rubeola

No hay un tratamiento definitivo que pueda curar esta enfermedad. El sistema inmunológico produce anticuerpos, que a su vez ayudan en la erradicación de la enfermedad. Hay vacunas están disponibles para la rubéola, como parte de la vacuna triple vírica (Sarampión, Paperas y Rubéola). La vacuna de la rubéola también está disponible de forma aislada.

La rubéola en una mujer embarazada resulta en aborto involuntario. Dos vacunas MMR ayudan en la prevención de esta enfermedad. La vacuna triple vírica se da cuando el niño tiene alrededor de un año de edad y la segunda cuando el niño tiene entre cuatro y seis años de edad. No se recomienda, en los individuos con condiciones alérgicas o enfermedad grave, embarazo, presencia de cáncer o infeción de VIH.

El diagnóstico de la rubeola

Es complicado diagnosticar la rubeola ya que las erupciones de piel que la caracterizan no duran mucho y tampoco son muy intensas. Mediante un análisis de sangre se puede saber si se ha tenido la rubeola en el pasado y consecuentemente se está inmunizado.

La prevención de la rubeola

El descanso es importante para la prevención de la rubéola.

La vacuna contra las paperas, el sarampión y la rubeola también conocida como vacuna triple vírica, evita el contraer la rubeola en la práctica totalidad de las personas en las que es administrada. Es recomendable administrar la primera dosis a los 15 meses.

Puede darse el caso de que la vacuna no proporcione la suficiente inmunidad, en tal caso sería necesario aplicar una nueva dosis a los cuatro o seis años o antes de llegar a la adolescencia. La vacuna también está recomendada para personas que no fueron vacunadas en la niñez aún siendo ya adultos.

Tratamiento de la rubéola

Una dieta saludable es vital para la tratamiento y recuperación de la rubeola. Se recomienda tomar de seis a ocho vasos de líquidos y el agua también es muy recomendable para el tratamiento.

Los líquidos ayudan en la prevención de la deshidratación. La leche, el agua de coco, la cebada, e agua fresca y los zumos de frutas son parte de una dieta saludable.

Es mejor evitar las bebidas con cafeína. Algunos de ellos, son refrescos con cafeina, café, té, bebidas deportivas, el cacao y el chocolate. Lea la etiqueta para la cafeína que contienen los alimentos y bebidas. Una dieta para la rubeola recomendable para su tratamiento incluye arroz, pasta, granos enteros y cereales. Es preeferible la cantidad adecuada de alimentos, de cada grupo de alimentos, para equilibrar la misma.

Es recomendable consumir una gran variedad de frutas y hortalizas. Frijoles secos y productos lácteos bajos en grasa, como la leche desnatada, el queso bajo en grasa y yogures bajos en grasa, son útiles.

Seguir una dieta con alimentos ricos en proteinas como los huevos, pescado, nueces, carne magra y pollo. Restringir la ingesta de grasas y aceites en la dieta. Es importante mantenerse alejado de personas con la infección.

La rubéola, a veces resulta en inflamación y hemorragia cerebral. El tratamiento de la rubeola también incluye el uso de anti inflamatorios no esteroideos. Estos ayudan a reducir la temperatura corporal y eliminar el dolor. Ciertos medicamentos pueden provocar hemorragias intestinales y problemas renales. Algunos medicamentos como la aspirina no se recomiendan en los tratamientos de la rubeola en niños menores de 18 años de edad.

Artículos relacionados con La rubéola y su tratamiento