Aceites de pescado

Consejos de salud

Noticias y consejos sobre salud, medicamentos, genética y alimentación

El siguiente artículo muestra información sobre Aceites de pescado. Este artículo pretende aportar información sobre nutrición y salud con caracter divulgativo y sin pretender sustituir la opinión de un profesional de la nutrición o de un médico. Si tienes problemas de salud o dudas relacionadas con este artículo, Aceites de pescado, te sugerimos que los consultes con tu médico o nutricionista.

El aceite de pescado, un almiento rico en ácidos grasos Omega-3, ha demostrado reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes.

El aceite de pescado es rico en omega 3

¿Por qué es importante el aceite de pescado?

Como con otras grasas, nuestro cuerpo requiere una cantidad significativa para sobrevivir. Los aceites de pescado, intervienen en el proceso por el cual el agua, el oxígeno y los nutrientes son llevados a cada uno de nuestros 100 billones de células y en la forma en que el dióxido de carbono, residuos y toxinas se mueven fuera de la células.

Este proceso debe fluir libremente para queque nuestras células y nuestros cuerpos estén sanos. La membrana de la célula, compuesta principalmente de grasas, se encuentra en el centro de este proceso de intercambio. Estas membranas son como su piel: una barrera protectora que es selectiva sobre lo que se permite entrar y salir.

El estrés, la toxicidad, la mala alimentación, un mal descanso y la mala calidad del agua pueden causar que las membranas celulares de nuestro cuerpo sean rígidas y prematuramente envejecida. Cuanto más rígida e insalubres son nuestras membranas celulares, es más probable que suframos síntomas como letargia, rigidez, dolores de cabeza y mucho más.

Si esto se incrementa, puede conducir a síntomas más graves y preocupantes como fatiga crónica, fibromialgia, dolor crónico e incluso enfermedades crónicas como el cáncer y la diabetes.

Mediante la mejora de nuestro estilo de vida y obtener la cantidad de grasas saludables en nuestra dieta, podemos hacer que nuestras membranas celulares sean suaves, flexible y saludables. Este es el camino para recuperar y mantener una buena salud. Además, los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado tienen un efecto positivo en la acumulación de las proteínas del músculo y mejorar sensibilidad de la insulina.

Recomendaciones adicionales sobre el aceite de pescado

  1. Aunque se suele recomendar a los pacientes que obtengan los nutrientes que necesitan directamente de su fuente (en este caso comer pescado), no recomiendo comer pescado más de 2 o 3 veces por semana. Esto es debido a los informes de contaminación del pescado, especialmente con mercurio por lo que no es una buena idea comer pescado con demasiada frecuencia. Un par de veces al mes es suficiente.
  2. No te limites a utilizar los aceites de pescado. La investigación médica actual indica que la variedad de las grasas en la dieta es tan importante como qué tipos y qué cantidad. Hay muchos aceites sanos y deliciosos. Está el clásico aceite de oliva, típico de la dieta mediterránea y aceites de girasol, pero ¿qué pasa con el aceite de nuez? Almendra, nuez, ajonjolí y maní (en realidad, una leguminosa) son excelentes opciones de aceite. Estos aceites mejorarán la salud y la flexibilidad de tus células mientras que satisfaces a tu paladar. Puedes y debes utilizar a una pequeña cantidad moderada de aceites más saturados (más gruesas) como la mantequilla (orgánicos cuando sea posible) y aceite de coco. Una vez más, el cuerpo necesita variedad de grasas. Mucha grasa de el mismo tipo puede llevar a un desequilibrio en las membranas celulares y también puede afectar a nuestra salud. Los aceites saludables son siempre vendidos en botellas de vidrio o en grandes latas de metal, como el aceite de oliva. Envases de plástico pueden indicar que los aceites son más procesados, y no tan saludables.
  3. Evita grasas procesadas, hidrogenadas o transgénicas. Estas grasas se han transformado y alterado de forma que se hacen insalubres para el cuerpo. Esto incluye la margarina, la mantequilla sustitutos procesados, aceites vegetales baratos (en contenedores de plástico) y los alimentos fritos en aceites hidrogenados (chips, snacks y comidas fritas).
  4. Cocina con grasas y aceites lo menos posible. El calor en las grasas puede dañar (desnaturalizar), hacerlas menos o no utilizables en el cuerpo. Sugiero cocinar con sólo lo suficiente para que los alimentos no se peguen a la olla / sartén y a continuación, añadir el aceite a la comida en su plato como un condimento. Este no es un concepto nuevo, ya que se hace en muchos países de todo el mundo.

Cantidad de aceite diaria

La cantidad recomendada de aceite al día son de dos a tres cucharaditas

La mayoría de las personas necesitan 2-3 cucharaditas de aceite puro al día. Elige tus suplementos de aceite con cuidado. La toxicidad que puede estar presente en los peces puede extenderse a los complementos si el fabricante no está teniendo el máximo cuidado para purificarlo sin dañar el aceite. Utiliza sólo un aceite de pescado producido por un fabricante que proporciona información específica sobre su pureza.

El aceite de pescado también pueden presentar un problema con el sabor. Los fabricantes están utilizando diferentes saborizantes naturales para disimular el sabor de pescado que puede "repetir".

Artículos relacionados con Aceites de pescado